Aguantarse el Humo ¿RealmenteFunciona?

0
9583

Puesto que la marihuana es ilegal en la mayor parte del país y en la búsqueda de respuestas coherentes e instrucciones, jamás pensé que podría ser una tarea desalentadora. En los primeros días de relación con el cannabis, es muy común creer que el que aguante más el humo tenga un nivel alto en lo que concierne el efecto del THC. Quizás hayas visto a tus amigos ponérseles los ojos rojos en la cara de los fumadores exhalando la carga del humo de sus pulmones y pensando al mismo tiempo, “¿Realmente vale la pena?” La respuesta es: No, en realidad no lo es.

Cannabis y pulmones sanos

A lo largo de los años el cannabis se dice ser tan perjudicial como el humo del tabaco, pero es tan sólo un triste intento por persuadir a la gente de no fumar. Esta mentira ha impedido que un grupo de personas hayan podido tomar su primera bocanada, pero por otro lado numerosos estudios en los últimos años han mostrado resultados son alentadores. Mientras que el tabaco provoca cáncer e infecciones de las vías respiratorias superiores, el humo del cannabis no está ligado al cáncer de pulmón o alguna enfermedad en si. De hecho, la marihuana esta comprobada que puede ayudar a los pacientes con cáncer a tratar los síntomas por efectos de la quimioterapia y la radiación.

Un estudio de 20 años que va de 1986 a 2006 concluyó que después de siete años de vida conjunta (1 exposición conjunta de un día durante 7 años o 1 una semana conjunta durante 49 años), “no había pruebas de que el aumento de la exposición a la marihuana afecte negativamente la función pulmonar.”

Absorbiendo Fito-cannabinoides

Tus pulmones comienzan absorber fito-cannabinoides instantáneamente después de inhalar el humo del cannabis. Los pulmones están cubiertos con millones de diminutos sacos de aire donde se produce el intercambio de gases. Dichos alvéolos están equipados con una gran superficie para hacer posible que los compuestos como el THC se introduzcan en el cuerpo.

Un estudio realizado en junio de 1989, se comprobó que el efecto del THC no es afectado por la cantidad de tiempo que usted mantenga el humo dentro de sus pulmones. Los participantes fueron expuestos a tres condiciones diferentes para aguantar la respiración del humo, variando entre 0 a 20 segundos. El procedimiento para fumar fue estandarizado por el número de inhalaciones, el volumen puff, el post-puff y el volumen de inhalación. La ingesta de humo fue supervisada para mirar el nivel de monóxido de carbono en el aire antes y después de fumar. Aunque todos los que participaron sintieron los efectos del cannabis, no se vio ninguna diferencia entre aquellos que lo mantuvieron dentro por mucho tiempo y aquellos que no lo hicieron.

Cortar el oxígeno

Cualquier esfuerzo por retener el humo, tristemente da como resultado privar al cerebro de oxígeno. Cuando su cerebro está sin oxígeno, mata las células. Aunque puede ser fácil de mezclar estos efectos con el efecto del cannabis, no es la potencia de la planta que usted se está sintiendo. Para evitar que usted pierda las células cerebrales, intente exhalar después de cinco segundos. De esta manera, podrá respirar mejor y su cerebro sólo sentirá los efectos del cannabis, y no la privación de oxígeno.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here