Activistas del cannabis en la Ciudad de México plantan marihuana en el monumento más conocido de la capital

Autor: Caitlin Donohue Fecha:  27 de enero de 2020

0
123

Una Nota de High Times…

La prohibición de la marihuana mexicana pronto cumplirá 100 años. Los pachecos lo superaron.

La activista del cannabis de la Ciudad de México, Jade Luna Villavicencio, está segura de que el fin de la prohibición del cannabis no puede estar muy lejos. “Hay un dicho que dice:” No hay mal que dure cien años , dijo el activista en la plantación de cannabis de ayer.

Si ese es el caso, entonces estamos en la cuenta regresiva final. México prohibió por primera vez el cannabis el 15 de marzo de 1920, como resultado de un alarde de miedo clasista que luego se extendió a los Estados Unidos. Un siglo después, la Corte Suprema de Justicia de México declaró la prohibición del consumo y el cultivo personal como inconstitucional. Pero los legisladores se han demorado en aprobar las leyes que lo harían oficial. Su nueva fecha límite (arruinaron la primera) es el 30 de abril.

El jueves, los activistas del cannabis demostraron una vez más que están cansados ​​de esperar en la sombra la regulación. A las 4:20 p.m., en la base del Ángel de Independencia, el monumento más reconocible de la Ciudad de México, los activistas plantaron 16 plántulas de marihuana en los cuidados jardines de la ciudad.

Era muy poco probable que las pequeñas llegaran a la madurez antes de que los funcionarios los arrebataran de la tierra, ya que tienen las cinco plantaciones anteriores en el Ángel. Pero algunos de los plantadores habían venido tan lejos como Baja California para la acción, y el iintento les dio  una dignidad que no se había visto en los cien años desde que México hizo ilegal la marihuana.

“Tengo esperanza, muchos de nosotros tenemos esperanza, de que debido a toda la lucha que estamos iniciando, eventualmente lleguemos a un acuerdo”, dijo Villacencio.

Pero tal vez la pregunta es; que tipo de acuerdo El pasado fin de semana, el Senado lanzó su última propuesta para la legalización del cannabis. Se requeriría que las personas obtengan una licencia para cultivar cannabis en su hogar, y limita la cosecha a seis plantas por hogar. Cualquier persona atrapada con más de 28 gramos de flores en su persona estaría sujeta a cargos penales. Privilegia a las empresas extranjeras sobre la vasta industria de cannabis subterránea de México al exigir que todas las semillas estén registradas. Lo más inquietante, en ninguna parte del texto se mencionan los derechos constitucionales para consumir y cultivar según lo reconocido por la Corte Suprema.

Y así, el movimiento de cannabis altamente organizado del país se ha encontrado reiterando sus preocupaciones a los funcionarios electos. Para algunos de los activistas en el Ángel, el jueves comenzó con una reunión a las 5 a.m. con la alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

La principal preocupación en la reunión  fue abordar las tácticas abusivas de vigilancia del cannabis, en particular la práctica de los policías locales de extorsionar a las personas que se encuentran en posesiónde  marihuana, independientemente de la cantidad. Aunque la Ciudad de México despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de todas las drogas y hasta cinco gramos de marihuana, en 2009, los policías generalmente no tienen problemas para plantar hierba en personas que se someten a “controles de rutina” para extorsionar a los usuarios.

“Me han extorsionado en los últimos seis meses más que nunca”, dijo a High Times el activista Pier Giuseppe Coppe Hernández, quien asistió a la reunión con Sheinbaum. “Se han llevado mi efectivo, billetera, marihuana, pipas. Esta situación no puede continuar “.

En respuesta, el alcalde les dijo a los activistas que ella ya había dado, en privado, la orden a sus fuerzas policiales de que se les quitara la prioridad a la policía. Pidió documentación de los casos de abuso, si es que aún existían.

“Fue inquietante”, dijo Pepe Rivera, fundador del Instituto Mexicano del Cannabis, quien también asistió a la reunión. “Cuando le contamos lo que estaba sucediendo con [la policía extorsionando] a los consumidores de cannabis, ella nos dijo que simplemente no estaba sucediendo”.

Pero si los funcionarios electos piensan que pueden sobrepasar la burocracia de los pachecos es espera otra cosa. El 2 de febrero, los activistas establecerán un plantón en curso] frente al edificio del Senado mexicano. Ofrecerán talleres de cultivo al público y plantarán aún más plantas de mota en los lechos de los jardines justo en frente del Congreso del país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here