¿Fumar Marihuana te ayuda a tonificarte? Los adictos al gym abrazan la marihuana

Autor: Rob Copeland Fecha del Autor: 29 de septiembre de 2019

0
525

Los adictos al fitness están haciendo de la hierba parte de sus rutinas de entrenamiento; “Siente el flujo de sangre a través de cada músculo específico”

Pauline Nordin es entrenadora, modelo y nutricionista con licencia. A principios de este año, reemplazó los guisantes congelados en su congelador con 2,000 galletas.

Las golosinas están cargadas de cannabis, el equivalente a alrededor de 1,500 porros. Nordin, de 37 años, dice que no puede recuperarse de sus entrenamientos sin ellos. Ella come dos cada noche antes de entrar.

“Mi estilo de vida es un Ferrari y mi cuerpo es una máquina bien ajustada”, dice ella. “Nunca haría algo destructivo”.

A medida que la marihuana avanza a la corriente principal, más atletas y adictos al ejercicio físico están haciendo de la hierba parte de sus rutinas de entrenamiento. La pregunta candente: ¿Están “en algo” o simplemente en algo?

¿Ayuda para entrenar?

Muchos fanáticos del entrenamiento insisten en que algunos toques agregan un golpe extra a sus entrenamientos. Dicen que les ayuda a ignorar el dolor, detener el aburrimiento y concentrarse en pequeños grupos musculares que requieren movimientos repetitivos.

Once estados han legalizado la marihuana para adultos, mientras que el doble le permite tratar ciertas afecciones médicas. Canadá el año pasado lo legalizó en todo el país.

En mayo, una organización sin fines de lucro que representa a más de 100 ex atletas profesionales, incluido el boxeador Mike Tyson y el ciclista Floyd Landis, solicitó a la autoridad antidopaje mundial que elimine la marihuana de su lista de sustancias prohibidas. Algunos ultramaratonistas dicen que les ayuda en largas carreras. El aroma de la hierba es común en estos días en las clases de entrenamiento en el campo de entrenamiento de San Francisco, los muros de escalada de Denver y los torneos de jiu jitsu.

“Voy a echarme un toque antes del gimnasio”, dice Peter Kloczko, de 29 años, de Inglaterra, Ontario, “y es como, Maldición!!!!, estoy al punto hoy!!”, describe.

Desde Los Ángeles, Artemus Dolgin, de 35 años, a veces da hasta 14 fumadas) al día, muchas en la entrada de su gimnasio o en casa mientras hace press de banca. El Sr. Dolgin, quien describe su profesión como “trabajador”, dice que estimula sus bíceps y su confianza en sí mismo.

“Definitivamente sientes que la sangre fluye a través de cada músculo específico”, dice. “El epítome del desarrollo muscular es la conexión mente-músculo, que no se produce de inmediato. La marihuana realmente mejora eso”.

Keith Humphreys, profesor de ciencias del comportamiento en la Universidad de Stanford que se especializa en adicciones, dice: “No hay evidencia de eso en absoluto. Por definición, no somos buenos para observar nuestro comportamiento cuando estamos bajo la influencia de una droga”.

 

Sam Moses dice que cambió de suplementos dietéticos e incluso esteroides a marihuana.

Investigadores de la Universidad de Harvard han descubierto que fumar marihuana aumenta la frecuencia cardiaca en reposo y conlleva otros riesgos para la salud.

La Agencia Mundial Antidopaje, con sede en Montreal, incluye la marihuana en su lista de sustancias prohibidas para los atletas que compiten en los Juegos Olímpicos y otras competiciones internacionales. “El cannabis puede causar relajación muscular y reducir el dolor durante la recuperación post-entrenamiento. También puede disminuir la ansiedad y la tensión, lo que resulta en un mejor rendimiento deportivo bajo presión”, dice la agencia en su sitio web.

La otra razón por la cual la AMA es dura con la hierba: podría contribuir a las lesiones. La droga, dice, “puede aumentar la concentración y los comportamientos de riesgo, permitiendo a los atletas olvidar las caídas o traumas previos en el deporte y superar esos miedos en la competencia”.

Sam Moses de Daytona Beach, Florida, puede relacionarse. Él dice que estaba usando regularmente suplementos dietéticos e incluso esteroides cuando su hermana fallecida se le apareció en un sueño. Ella dijo: “No te preocupes por eso, es solo hierba. Es natural. Conoces tus límites”, dice Moses, de 26 años.

El Sr. Moses, un estudiante de medicina de emergencias y levantador de potencia dedicado, tomó eso como luz verde para pasar a la hierba. Un problema: comenzó a confundirse acerca de equilibrar el peso de manera uniforme en una barra. Recientemente estaba en cuclillas 315 libras de peso cuando escuchó un crujido y sintió un zumbido de dolor en la cintura. “Maldición, me estoy poniendo más drogado”, dice.

Los ex atletas que buscan revertir la prohibición argumentan que muchos adictos se equivocan: El cannabis no proporciona una ventaja deportiva. Si bien la marihuana y otros cannibanoides apoyan el bienestar “al ayudar a aliviar el dolor y descansar”, escribieron los atletas en una petición, “no hay evidencia de que mejoren el rendimiento deportivo”.

Una serie de torneos de jiu jitsu brasileño, denominados “High Rollerz BJJ”, no esperan una reversión. La organización requiere que los oponentes fumen un porro antes del comienzo de cada partido. El premio del torneo es un ladrillo de marihuana. También se anima a la audiencia a prenderse.

El electricista Paul Roney descubrió otro riesgo más al mezclar hierba y pesas. Hace unas semanas, el hombre de 45 años consumió un poco más de lo habitual y luego se encontró con un amigo en el gimnasio. Terminó olvidando hacer ejercicio por completo.

“Tienes que ir de inmediato si fumas uno gordo”, aconseja. “Espera una hora y vas a estar dormido en el suelo”.

Sin embargo, una cosa que le gusta es que le da ganas de comer cuando es hora de cargar comida saludable, como claras de huevo, pollo hervido y salvado de avena. “Puedes comer toda la comida de tu dieta”, dice.

Nordin, la nutricionista que vació su congelador por el hábito, estima que el 5% de su ingesta diaria de calorías son galletas de cannabis, vendidas bajo la marca Dr. Norm’s.

Los hermanos que dirigen la compañía dicen que lo nombraron en honor a su difunto padre, un dermatólogo. Dicen que no tienen idea de lo que pensó sobre los beneficios de la marihuana. Él creía, sin embargo, que la risa era la mejor medicina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here